Cachete , Pechito y Ombligo, muchachos devuelvan la bolsa...

Ir abajo

Cachete , Pechito y Ombligo, muchachos devuelvan la bolsa...

Mensaje por Partagás el Mar 02 Mar 2010, 12:48

Tenían obligación de saber o sabían y… lavaron dinero.

En las ultimas horas se supo que tanto la Escudería USF1, como el proyecto de incorporar a López a la F1, fueron en realidad, de un lado y de otro, un gran montaje, una maquinación, un diseño de ingeniería defraudatoria para quedarse con el dinero aportado desde diversos sectores a tales proyectos.

El engaño perpetrado por el grupo que montó USF 1 y cuyo enlace en Buenos Aires era el ex cómico de video match Felipe Mc Gough finalmente saltó a la consideración pública.
Asi las cosas, el Big Boss de la Top Race, el empresario salteño Alejandro Urtubey a la sazón uno de los sponsors del falso proyecto, pidió que se busquen al o a los responsables de tamaña estafa que involucra como damnificado, una vez mas al Estad Nacional.

El dinero no aparece y enojado Alejandro Urtubey reclama calificando a McGough como que es: "Es un inepto, un mentiroso, que le arruinó la carrera a Pechito. Nos mintió en la cara, nos dijo que hablaba permanentemente con Ecclestone, y resulta que de un día para otro no iba más la cosa. Creí que había cambiado, realmente me confundí". Mientras tanto el ex Tinelli boy´s y el tal “pechito”, junto al resto de “Vendedores de ilusiones” siguen en Europa gastando el dinero que la irresponsabilidad de los funcionarios les posibilitaron.

John Della Penna, contó en un reportaje al programa “carburando” de TyC Sport que en el "ambiente automovilístico se supo que el proyecto USF1 era prácticamente una misión imposible". "El auto, hasta lo que sé, estaba muy lejos de ser competitivo, aún con los equipos nuevos. Estaban muy atrasados. Como argentino a mí también me gustaría ver un muchacho argentino en la Fórmula Uno. Se hizo un esfuerzo muy grande. Esperemos que se pueda hacer algo en el futuro cercano y apuntar a un equipo mucho mejor".

Aquí lo que le ocurrió a los empresarios particulares es una cuestión que en nada nos importa, tienen demasiado dinero y ventajas como para que recuperen esos aportes en cuestión de días.

Lo que si debería importarnos es la irresponsabilidad de la Presidencia de la Nación que sponsoreo este proyecto a todas luces imposible, cayendo en la trampa de un grupo de estafadores internacionales, como también importarnos, averiguar si hubo una discrecionalidad insensata del sujeto que esta a cargo del ejecutivo Provincial o si de alguna manera participó a sabiendas de este tipo de concilius fraudis al solo efecto de obtener alguna ventaja, ya lavando dinero, o cuadrando con un supuesto aporte algún faltante en la caja del tesoro provincial.

Si ocurrió lo primero habla de una constante, la ineptitud del personaje para administrar el Estado Provincial, a quien va a achacar ahora esa perdida, esa falencia sufrida por el tesoro, gracias al dispendioso manejo de los dineros públicos, cuando sin ningún tipo de prudencia le regaló vaya saber cuanto dinero a un grupo de aventureros, obteniendo con esto, en principio, la foto mas cara de la historia, recordemos la imagen del rechoncho gobernador deplorablemente agachado, soportando a duras penas tan indigna postura a la par de un auto en cuyo habitáculo permanecía sentado con cara de “Velocidad” el tal “pechito”. Juego de niños, de niños perversos, recuerdo a freíd cuando decia que los niños eran perversos polimorfos, y esa imagen de “Sancho Panza” y “pechito”, muestra eso, dos perversos polimorfos.

Un poco de historia
El daño económico al erario santiagueño comenzó a gestarse después de la criteriosa salida de YPF como sponsor de López. Ahí fue que el “piloto”, viajó con uno de sus socios, concretamente Felipe Mc Gough, a la ciudad norteamericana de Charlotte, donde “los vendedores de ilusiones” habían montado una oficina con el nombre singular de USF1, allí se reunieron con un tal Windsor que fungía dentro de la banda como director deportivo y con un tal Anderson que hacia las veces de director general, lopez y su intermediario presentaron a estos sujetos el 60% de las garantías que precisaba y “Pechito” supuestamente subscribió su vínculo con la escudería, comprando la butaca por un precio que, según ellos, fluctuaba entre los ocho y diez millones de dólares.

Aporte económico que provino del ACA, de la firma de telefonía celular Claro, de Alejandro Urtubey, presidente del Top Race y hermano del gobernador de Salta, Juan Manuel, de Gerardo Zamora, intimo amigo del padre de pechito y vicepresidente de la fabrica pauny, así el gobernador de santiago aportó cuatro millones de dólares, para que pechito despuntara el vicio por la velocidad, la Secretaría de Turismo de la Nación, se sumó a la fiesta. Así pechito con las valijas repletas de dólares se marchó a Europa, lo cierto es que todavía no vuelve de su periplo europeo, no va a correr el la F1, el dinero no aparece, a zamora le queda la foto malamente acuclillado rozando en vientre prominente sobre el copit de algo que no es un F1, y a los santiagueños nos faltan cuatro millones de dólares, bueno son cosas de la fiesta zamorista.
Mañana saco mi bici media carrera del gallinero de Don Gómez, la lavo, la pinto y me presento a las “chuequeadas” ante Gerardo pidiéndole que me sponsoree para correr el tour de France, total una mancha mas a la cebra, ¿quelehace ¿no?? Que hermosa fiesta la de las ratas, Dios mío.
Bueno mientras “Geraldine” espera que Pechito, le devuelva el dinero que se llevó de la provincia, podemos ir cantando…