SIN CIELO Y SIN AGUA,PERO CON SOJA

Ir abajo

SIN CIELO Y SIN AGUA,PERO CON SOJA

Mensaje por nabucodonosor el Vie 07 Mayo 2010, 23:34


El cáncer infantil es frecuente en la población santiagueña, pero los datos se repiten en otros lugares del país. Lo que no se repite y es más alarmante es la mordaza informativa sobre el tema, la desidia de los responsables de la salud, de la legislación y del poder de policía. Sometidos al control económico, donde el PBI es la regla, la salud la excepción, todos parecen seguir el camino del silencio. Mientras tanto las víctimas del nuevo holocausto sobreviven en la cámara de gas pero “a cielo abierto” donde todo lo que tenga vida, morirá fumigado, menos la soja “Porque es egoísta” diría el Dr Jorge Kaczawer con gran tino.
En el Centro Provincial de Salud Infantil (Cepsi) de Santiago del Estero se asisten a 30 chicos nuevos por año afectados por las fumigaciones. La doctora Alba Ruiz, jefa de servicio de Hematología y Oncología de ese nosocomio, indicó que “los pacientes que más ingresan son los llamados oncológicos”, quienes “tienen cáncer por leucemias, linfomas, los que se destacan entre los más frecuentes”. Dentro de los tumores sólidos, “el más común es detectado en el cerebro, también se presentan casos de cáncer de riñón, de hígado e intestinales y en última instancia el cáncer de mama”, afirmó la profesional."Entre los 0 y los 15 años” manifestó en marzo pasado al medio santiagueño “Nuevo Diario”.
El mismo diario entrevistó a la especialista en pediatría Dra Silvina Morales en 2009 que describía el tema así: “Vi niños que tenían malformaciones múltiples”. “Ya que además de haber nacido con fisura de labios y de paladar, traían una cardiopatía congénita, una polidactilia que la entendemos como la presencia de un dedo de más en el pie, malformación en los genitales, malformaciones renales, casos que se presentan tal vez en uno de 300 a 500 personas”.
Comentó también el caso de un niño “que tenía una fisura labiopalatina, un piecito con seis dedos (polidactilia), una cardiopatía congénita, un tamaño diminuto de pene, un defecto en el cuero cabelludo, y esto indica que se trate de un posible caso de Trisomía 13 (síndrome de Patau)”.
A éstas manifestaciones debemos sumar las del presidente del Colegio de Agrónomos provincial, Juan Tula Peralta, quién hizo pública la denuncia :“En Santiago se producen más de un centenar de nacimientos con malformaciones al año por el uso de agroquímicos” también afirmó que en Santiago del Estero, así como en otras “provincias vecinas, es común” la utilización de niños “ banderilleros” .Los defensores de los venenos subestimaron tales expresiones diciendo: “Que fueron sacadas de contexto” olvidando que en el contexto también están los niños atendidos por los médicos, pero para ellos son daños colaterales. Hay aproximadamente 350 ingenieros agrónomos en Santiago del Estero, de los cuales sólo 140 están matriculados en el Consejo Profesional, según los dirigentes del Colegio.
Estos amigos del veneno seguramente no juntan agua en los bidones vacíos de agroquímicos ni almacenan agua de lluvia para cocinar y beber, de los techos, ni son pobres. Chapas impregnadas de plaguicidas rociados por las avionetas, que no respetan distancias ni viento, son el escudo protector que no alcanza.
Miembros de la Sociedad Rural consideraron que las denuncias - son inconsistentes- por razones estrictamente económicas vinculadas a los altos costos de los plaguicidas, “no les conviene desperdiciar producto” y que “en todo caso había productores que no controlaban el trabajo de los aplicadores”....
texto completo en http://ecos-deromang.blogspot.com/2010/05/sin-cielo-y-sin-agua-pero-con-soja.html
avatar
nabucodonosor
Co-Administrador
Co-Administrador

Reputación : 25

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.